Podríamos decir que no me hice éste planteamiento hasta ya avanzada mi edad, al menos antes de los 35 años mi única meta una vez que recibía mi aguinaldo era comprar los más regalos posibles, cambiar el modelo de mi celular, consentirme con una pantalla nueva y más grande, comprarme ropa, y, una vez que satisfacía mi deseo por gastar, si es que me sobraba algo guardaba lo que me quedaba para la llamada “cuesta de enero”.

aguinaldo

Cómo me hubiese gustado haber considerado la opción de invertir o al menos ahorrar un porcentaje de lo que recibí en todos esos años que trabajé para empresas donde me daban cada año mi aguinaldo como una prestación.

¿Cuánto hubiera podido multiplicar mi dinero? ¿Cuántas fuentes de ingresos pude haber generado? ¿Sería hoy dueño de uno o más negocios que me permitieran tener un mejor estilo de vida? ¿Sería dueño de alguna propiedad que tuviera en renta y me diera un ingreso adicional al mes?

Esos son algunos de los cuestionamientos que me hago en estas fechas en las que la gente recibe sus aguinaldos y esperan ansiosos para salir a gastarlo y no contemplan invertirlo como una opción para multiplicarlo.

En una de nuestros blogs anteriores te hemos compartido la diferencia entre “Activos y Pasivos” puedes leerlo aquí.

La diferencia entre un activo y un pasivo es que los activos son aquello en lo que inviertes tu dinero y mete dinero a tu bolsillo, los pasivos son todo aquello en lo que gastas y no mete dinero a tu bolsillo de vuelta.

Te comparto algunas de las creencias que personalmente tenía en aquellos años por lo que jamás consideré invertir como una opción:
1. Se requiere mucho dinero para invertir
2. Yo no tengo experiencia en inversiones
3. ¿Y si al invertir mi dinero lo pierdo?
4. Cuando sea grande ya me preocuparé, ahora soy jovén y quiero disfrutar mi vida.
5. El dinero se hizo para gastarse

aguinaldo

Esas son algunas de las creencias por las que para mi era mucho mejor gastar mi aguinaldo que invertirlo. El solo pensar en esos cuestionamientos me abrumaba tanto que prefería gastarlo, así no tendría que lidiar con los conflictos de mis inseguridades.

Y no es por demás, cuando no conocemos nada o muy poco referente a cualquier tema nos genera un poco de ansiedad al inicio. Por ejemplo: ¿recuerdas la primera vez que te acercaste a una persona a decirle que te gustaba? Seguramente ha sido uno de los momentos donde más miedo has sentido, pero una vez que diste el primer paso, las siguientes seguramente fueron un poco más fáciles. Lo mismo podríamos decir de nuestra primer empleo.

Con éste blog no quiero decir que no hagas compras navideñas y que no te consientas. Lo que quiero compartir contigo es un poco de lo que años más tarde he reflexionado y cómo pudiera haber construido una mejor calidad de vida.

Imagina por un momento que recibes $15,000 pesos de aguinaldo éste diciembre; tienes la posibilidad de gastar todo tu dinero y llenarte de cosas que quizá no necesitas y al final del mes quedarte sin dinero y comenzar el año desde cero (Como la mayoría de las personas hacen)

Ahora bien, el otro escenario sería que al recibir los mismos $15,000 pesos de aguinaldo, tomes el 50%, es decir $7,500 pesos y los des como pago inicial para una inversión, puede ser el enganche de un lote de inversión que te permita hacer cómodos pagos mensuales y que con el tiempo, cuando termines de pagar tu terreno, lo que pagaste por él se multiplique y termine costando hasta 5 veces su valor original.

Además de que no iniciaras el año en ceros como la mayoría porque ahora tienes dinero trabajando para multiplicarse sin mucho esfuerzo. Ahora imagina que eso lo haces cada año y al cabo de 10 años eres dueño de 10 o más terrenos que has ido adquiriendo con el tiempo y cuando volteas hacia atrás te das cuenta que tienes tierras que multiplicaron su valor y que esos $7,500 que sacrificaste cada año de tu aguinaldo te permitieron tener un patrimonio heredable o que te permita tener vejez tranquila.

aguinaldo

Piénsalo, no requieres grandes montos para invertir, asesórate con profesionales que realmente se preocupen por tu bienestar y el de tu dinero, no requieres ser un experto en inversiones, solo decidirte y acercarte a los expertos en el tema.

Por otro lado el tiempo se va volando y no siempre tendremos las mismas oportunidades y sobretodo, la mejor inversión hoy es la que haces pensando en tu futuro y el de tu familia.

Así que ya o sabes, ¿qué harás éste fin de año con tu aguinaldo? ¿en dónde quieres estar en 10 años?

La decisión es tuya.

Si decides invertir déjanos tus datos para que un experto en inversiones de nuestro equipo te asesore en éste viaje a construir tu futuro.